Nuevos enlaces a las entrevistas

 

Comparto a continuación los nuevos enlaces a las entrevistas realizadas por la periodista Alicia NInou (Alish) que antes estaban colgados en Youtube y que ahora podéis encontrar en las plataformas BRIGTHEON  y  LBRY.TV

Buscad el canal TimeForTruth de Alish en estas plataformas.

 

Allí están colgadas las siguientes entrevistas a Carme Jiménez Huertas:


CANAL EN Brigtheon: Time For Truth

NO VENIMOS DEL LATÍN - WE DO NOT COME FROM LATIN -

https://www.brighteon.com/cfe97a7f-1346-46c4-9b92-826faeb6c835

SOMOS LENGUAJE

https://www.brighteon.com/05abdeb0-b672-4323-963e-e4d481a3a7ca

INGENIERIA LINGÜÍSTICA

INGENIERÍA LINGÜÍSTICA 1/4 - Niveles neurológicos y lenguaje – 

https://www.brighteon.com/a31615c5-af43-4a79-935f-dfca5db59a7f

INGENIERÍA LINGÜÍSTICA 2/4 – Cómo controlan nuestro pensamiento - 

https://www.brighteon.com/cc110df4-2190-4cd1-ac42-258dcdbe50c4

INGENIERÍA LINGÜÍSTICA 3/4 – Cómo consiguen que obedezcamos - 

https://www.brighteon.com/0198db2e-90bd-4eb7-8b83-b7afb12843be

INGENIERÍA LINGÜÍSTICA 4/4 – Cómo desprogramarnos -

https://www.brighteon.com/bce9b612-f02f-4c0f-9875-2f905714de97

 

CANAL EN LBRY.TV: TIME FOR TRUTH – ALISH

NO VENIMOS DEL LATIN - WE DO NOT COME FROM LATIN

https://lbry.tv/@TimeForTruth-Alish:d/We-do-not-come-from-latin:1

SOMOS LENGUAJE

https://lbry.tv/@TimeForTruth-Alish:d/SOMOS-LENGUAJE-(versio%CC%81-menys-pesada):f

INGENIERIA LINGÜÍSTICA

INGENIERÍA LINGÜÍSTICA 1/4 - Niveles neurológicos y lenguaje – 

https://lbry.tv/@TimeForTruth-Alish:d/NIVELES-NEUROLOGICOS:a  

INGENIERÍA LINGÜÍSTICA 2/4 – Cómo controlan nuestro pensamiento - 

https://lbry.tv/@TimeForTruth-Alish:d/02-INGENIERIA-LINGUISTICA:7

INGENIERÍA LINGÜÍSTICA 3/4 – Cómo consiguen que obedezcamos - 

https://lbry.tv/@TimeForTruth-Alish:d/03-NIVEL-OBEDIENCIA:e  

INGENIERÍA LINGÜÍSTICA 4/4 – Cómo desprogramarnos -

https://lbry.tv/@TimeForTruth-Alish:d/04-DESPROGRAMACION:9


 

 

INGENIERÍA LINGÜÍSTICA

 

Cómo, desde el discurso público, se utilizan los mecanismos del lenguaje para la fijación de creencias, la generación de respuestas emocionales y la manipulación social.

Enlace a la charla del día 04-10-2020 en Plural-21



Las metáforas DINERO y COMERCIO = AGUA y MAR; SERES HUMANOS = PRODUCTO o RECURSO con el que COMERCIALIZAR


Hay conceptos que están tan arraigados en nuestra cultura que, cuando hablamos, no percibimos las metáforas conceptuales que,  aun no siendo reales, aceptamos y asociamos a conceptos de otro ámbito con absoluta normalidad.
Adjunto el enlace a un vídeo que presenta un glosario de términos que relacionan el dinero con el agua. Esto viene de cuando el comercio marítimo controlaba el dinero (todavía hoy el tráfico marítimo sigue la Ley del Mar o del Almirantazgo). En nuestro hablar, utilizamos expresiones como liquidez, cuenta corriente, nadar en abundancia, rescate, mantener el negocio a flote, tocar fondo, fondo de inversión, llegar a buen puerto, los bancos (de peces o de arena son los que dirigen el curso de la corriente de agua y del dinero), lavado de dinero, embarcarse en un negocio, etc.
Dando un paso más, el vídeo incluye en la metáfora a los seres humanos como seres nacidos al romper aguas, que se registran en documentos igual que las mercancías, y se valoran como recursos (en las empresas, el departamento encargado de los trabajadores se llama “recursos humanos”).  
Las metáforas no son sólo un recurso literario; son usos subliminales del lenguaje y, en consecuencia, de los procesos cognitivos. Bien utilizados son una joya. Pero pueden utilizarse también con oscuras intenciones ya que tienen un enorme poder evocador.
«Las metáforas están en la base del lenguaje y las aplicamos constantemente para crear y reconocer patrones conceptuales basados en asociaciones. De hecho, el discurso público utiliza deliberadamente esta conexión para crear asociaciones por analogía, asociando elementos procedentes de los sentidos físicos con sensaciones o con sentimientos, por ejemplo la nieve y el frío con la soledad; la situación económica y el estancamiento con la frustración.»
«¿Qué sucede cuando una interpretación metafórica se contradice con la información literal? Se crea una disonancia cognitiva, lo cual produce una incongruencia entre la información que se recibe a través del hemisferio cerebral derecho y la que se recibe a través del hemisferio cerebral izquierdo: ¡no coinciden! A pesar de utilizar un lenguaje positivista, el contenido metafórico puede ir en dirección contraria. Una afirmación literalmente falsa es muy fácil de identificar. Por el contrario, es mucho más difícil detectar las expresiones metafóricas falsas. Precisamente por esto el discurso público prefiere el uso de las metáforas al de las afirmaciones literales, porque si la fuente original de la metáfora es cierta, la tendencia inconsciente es aplicar esta verdad al objeto asociado por analogía, llegando a interferir con nuestra habilidad de discernimiento para identificarla como falsa.»
Este tema es apasionante, ¿verdad? Entender cómo funciona nuestra mente permite entender lo que está sucediendo. Podemos ver más allá de lo que oímos.
Si has leído hasta aquí y quieres saber más:

ESTAMOS HECHOS DE LENGUAJE
Capítulo 12. El lenguaje de la posverdad. La manipulación del discurso público
El poder de las metáforas

La coherencia

La COHERENCIA es una de las palabras que más veces aparece en mi libro Estamos hechos de lenguaje. En la segunda parte, le dedico un apartado con el título “Lenguaje no verbal, coherencia, sensores y emociones”. No obstante, no sólo hablo de coherencia en el capítulo 10, sino que aludo a ella a lo largo de todo el libro. Eso demuestra que para mí, la coherencia es uno de mis ‘leit motiv’.
Copio a continuación algunos de los párrafos en los que hablo de COHERENCIA. Son sólo algunos ejemplos. Al leerlos ahora seguidos, tengo la sensación de que en este libro ya lo he dicho todo y ya no tengo nada más para decir…

p. 149: «No podemos engañar a nuestras células. Son ellas las que perciben si existe coherencia entre todos los niveles perceptivos. La nueva biología ha descubierto que todo empieza en las células. Recientes estudios han llegado a la conclusión de que la membrana celular es la parte más inteligente y rápida de nuestro cuerpo. Tenemos 50 billones de células organizadas y especializadas. La membrana celular de cada una de las células en todos y cada uno de los órganos y sistemas de nuestro cuerpo, es la que reacciona a los estímulos externos, procesa la información, mide su coherencia, toma las decisiones y desencadena las respuestas apropiadas. ¡Y todo esto lo hace antes de que nuestra mente consciente se dé cuenta! Nuestro cerebro funciona como un sistema coordinador y transmisor de señales. ¡Pero no es el que da las órdenes a las células porque las células se le han adelantado!»

p. 151: «El corazón puede cambiar y dirigir las emociones, generando lo que se conoce como coherencia cardíaca, un estado de alta eficiencia en el cual todos los sistemas (nervioso, cardiovascular, endocrino e inmune) trabajan eficientemente y en armonía. El corazón tiene un sistema nervioso independiente y más de 40.000 neuronas que son capaces de transmitir al cerebro cuatro tipos de señales: impulsos nerviosos; información bioquímica mediante hormonas y neurotransmisores; información biofísica mediante ondas de presión, y comunicación energética a través del campo electromagnético. El campo electromagnético creado por el corazón es 5.000 veces más potente que el del cerebro, y este campo cambia en respuesta a nuestro estado emocional, se desordena con el miedo, la ira y la desconfianza y se ordena con emociones y pensamientos positivos. Las ondas cerebrales se sincronizan con las variaciones del ritmo cardíaco, armonizándose o alterándose la coherencia biológica de todo nuestro cuerpo.»

p. 293: «En palabras de la bioquímica Mae-Wan Ho, los organismos vivos presentan coherencia cuántica, intercambian energía con rapidez y eficacia, son capaces de cooperar y reaccionan a las señales externas con extrema sensibilidad: perciben campos electromagnéticos de intensidades increíblemente bajas. El intercambio eléctrico se produce a todos los niveles y es el responsable de la organización de todos los procesos biológicos, exquisitamente elaborados y sintonizados con los ritmos electromagnéticos naturales de la Tierra.»

p. 325: «Si observamos a nuestro alrededor, descubriremos que este orden armónico empieza por la coherencia con uno mismo y resuena —por superposición y resonancia de ondas— a todos los niveles de la existencia. El análisis cientifista y racionalista de la vida, la doble moral que deja fuera el significado espiritual y profundo, está resquebrajándose. Estamos ante un momento evolutivo en el que una parte de la humanidad está abriéndose a una nueva conciencia integral donde la lógica ya no lo es todo. La nueva conciencia requiere la plena integración de la inteligencia del corazón, del sentir que se halla más allá de las creencias, de la visión intuitiva que nos aportan los aspectos simbólicos, metafóricos, mágicos y míticos que como humanidad habíamos despreciado y dejado atrás, y que ahora necesitan situarse de nuevo en primer plano como parte de un cambio colectivo que sólo es posible a nivel individual y desde la madurez, la comprensión y la presencia.»

p. 326: «Cuanto más nos vamos acelerando, más nos alejamos del ritmo natural, del ritmo de coherencia, de los ritmos circadianos y cada vez estamos más lejos de nuestra salud, nuestra paz interior y nuestra coherencia. Porque aunque hayamos crecido y nos hayamos «realizado», en nuestro interior seguimos siendo criaturas abandonadas que han perdido la conexión con su alma y con el sentido de la vida. Vivimos en un estado constante de crisis, de estrés y excitación mental, de conflicto con nosotros mismos y con los demás. Vivimos en un estado constante de falta de ética y de conciencia.»

p. 327: «Desde el momento en que se emite una onda en una frecuencia distorsionadora, esta frecuencia afecta nuestros ritmos biológicos, nos acelera, nos crea un estado de miedo y de ansiedad, de disociación, de incoherencia en el que por un lado funciona nuestro cuerpo (los sensores se ven acelerados) y por otro nuestra mente (los programas de análisis se ven distorsionados). Es así como el lenguaje humano perdió la conexión entre la semántica y la fonética (hemisferios lateralizados), al dejar de actuar con una mente holística común. Es por esto que los humanos dejamos de entendernos.»

p. 342: «Es importante que sepamos que las únicas células que ven alterada su capacidad de intercomunicación son las células cancerígenas. ¿Qué significa eso? Pues que la diferencia entre las células normales y las cancerígenas depende de su grado de coherencia.»

p. 343: «El instituto HeartMath se ha centrado en el estudio de las llamadas emociones positivas, descubriendo que el amor y el aprecio generan un patrón de frecuencia cardíaca que parece estar asociado a un estado de coherencia, a una sensación de bienestar general y a una mejora de la capacidad perceptiva mental y del rendimiento cognitivo, físico y social.»

p. 347: «¿Cómo podemos saber si estamos en coherencia? Tenemos un indicador ― que actúa como un barómetro― que es nuestra voz. El análisis de la voz nos permite descubrir nuestra coherencia y armonía, saber qué notas tenemos en exceso, cuáles nos dispersan, equilibran o reparan. Nuestro instrumento es el cuerpo. El aparato fonador es la caja de resonancia, emite ondas como una guitarra o un piano. Las ondas sonoras de nuestra voz se expanden y producen resonancia con nuestros órganos internos, creando una onda de forma que nos permite reconocer el estado de salud.»

p. 357: «Mae-Wan Ho defiende la coherencia cuántica de los organismos vivos, afirmando que sus estructuras moleculares se comportan como cristal líquido y que se intercomunican por resonancia, lo cual confirmaría la influencia de las frecuencias electromagnéticas sobre la actividad de biocomunicación que deben mantener de modo constante todas las moléculas de todos los organismos vivos.»

p. 370: «A partir de la reconexión con la Tierra, el Ser toma unas referencias de integridad, de ética, de coherencia, de unidad. Hay que sentir el entorno para alcanzar el sentido profundo y esencial de la vida. Cuando estás sintiendo, la mente deja de creer para formar parte del Saber y del Ser. La sabiduría está en esa percepción. Y la conexión se hace en silencio. Porque sólo en silencio podemos «escuchar» la información que nos llega a través de la percepción y la sensibilidad. El Ser que «escucha» no es manipulable.»

Comprar Estamos hechos de lenguaje
mercado España
mercado internacional

ESTAMOS HECHOS DE LENGUAJE (Extracto Capítulo 8)

Capítulo 8. La lingüística histórica y los árboles lingüísticos

  • ¿Qué causa el cambio lingüístico?
  • Antigüedad, estabilidad y continuidad de las lenguas
  • Genética de poblaciones y estudios del ADN
  • Imperios y sustitución lingüística
  • El peligro de la historia única



Durante muchos años, la lingüística ha sido básicamente lingüística histórica. Basada en el método comparativo de búsqueda sistemática de similitudes léxicas y fonéticas, su objetivo era estudiar la evolución y el parentesco de las lenguas para reconstruir el árbol filogenético completo, desde la raíz hasta la copa. Lo inquietante es, sin embargo, que la conceptualización arbórea de las lenguas está muy alejada de la realidad. Si reflexionamos un poco, nos daremos cuenta de que esta división en categorías no tiene una base objetiva, sino ideológica. 

Las lenguas se equiparan a ramas que se alejan del tronco común, porque este proceso sería el esperable en un modelo lingüístico formulado a imitación del modelo biológico evolutivo, estableciendo una derivación unidireccional donde la «selección natural», el azar y los procesos aleatorios serían el desencadenante del cambio lingüístico. No obstante, y del mismo modo que la nueva biología está cuestionando una evolución por azar, los lingüistas empezamos a comprender que las lenguas tampoco se comportan así, aleatoriamente.

Las migraciones y los árboles lingüísticos son la historia única que nos han contado y que hemos aceptado como verdad. Nuevas generaciones de arqueólogos, genetistas y lingüistas están trabajando para establecer un nuevo marco teórico basado en la idea de continuidad, antigüedad y estabilidad de las lenguas que obligará a mapear las lenguas de Europa en una cronología mucho mayor.

Puedes leer el artículo completo en: https://www.academia.edu/
Dónde adquirir el libro:  Estamos hechos de lenguaje:

Recopilación de las ideas principales de mis investigaciones

David Barea ha realizado un trabajo de recopilación en el que reúne fragmentos de mis charlas y conferencias sobre el lenguaje. Agradezco profundamente que haya respetado los contenidos sin modificarlos. ¡Deseo que os resulte estimulante!


FALSE ETYMOLOGIES


Let us have a look at some examples of false etymologies and how orthography can distort the origin and the semantic relationship of words belonging to the same lexical family.
We are told that the word invocar (invoke) comes from the Latin etymon INVOCARE and means ‘asking for help or assistance’. This help is undoubtedly requested using one’s mouth, by naming or calling someone with one’s voice. The etymological origin should then relate boca (mouth) with bocado (bite), voz (voice) and vocablo (word). However, orthography distinguishes between words written with /b/ or with /v/, thus obscuring the possibility of a common etymon. Let us consider one more example. The word responsabilidad (responsibility) derives from the verb responder (to respond). Responsibility is the ability to give and assume an answer. Hábil (skilful; is a word related to the English word ‘able’ ‘to be able to’), which is in turn related to haber (to have). We call hábil the person who can easily tener (have) or obtener (obtain), and so who has aptitud (aptitude), because he is apto (able). Therefore, the etymological relationship between respons-abilidad (respond and ability), and between aptitud and obtener (aptitude and obtain) should be visible in their spelling.

Bearing these new concepts in mind, what languages share and what is transmitted from one to another would not so much be the phonetic evolution of a word but the idea, the meaning it conveys. Languages share a symbolism; therefore, what is important is not to determine if the lexemes of a language have stemmed and evolved phonetically from words of another language but to understand that they come from the same initial concept, the same meaning or symbol.
Here are some eloquent examples:
The word perdón (forgiveness) is made up of ‘para’ + ‘dar ’ (in Latin, PERDONARE = ‘per’ + ‘donare’). It is made up the same way in Spanish as it is in English, despite using different elements: forgive is the sum of ‘for’ + ‘give’. If we look for the word perdonar in an etymological dictionary, we are referred back to Latin and the general meaning is of “someone resigning voluntarily from punishing a fault, crime or offense”. And yet the literal meaning of the components has a much more profound sense than that of a voluntary resignation. The amazing thing is finding in two languages from different families the same idea that to forgive you must give. This happens more often than we might think.

Let us have a look at what kind of information contained in words may go beyond the apparent and official significance given in a dictionary. I will soon explain the reason for doing this.
The Spanish word abandonar (to abandon), according to the dictionary of Maria Moliner, comes from the French ‘abandonner’ and means “to leave aside something that one has the obligation to take care of or to attend to, moving or not away from it”. Since it is evident that it is part of the same family as banco (bank, bench), bancal (terrace), banda (band), bandeja (tray), bandera (flag, banner) or bando (group, bunch), we look for these words in the same etymological dictionary. Banco comes from the Germanic ‘bank’ and means seat. Bancal comes from the Arabic ‘manqála’ and means support. Banda comes from the Germanic ‘Band’ and means a tape, ribbon or strip made from flexible material. Bandeja comes from Portuguese and means a flat serving tray. Bando comes from the Gothic ‘bandwo’ which means a flag, and also a gathering of people or “group of people fighting against others or against opposing ideas”. With this contradictory information that refers us to different languages (Arabic, Germanic, Gothic, French, Portuguese), it is impossible to see that all these words are based on a common idea (or concept) of group or union. Thus, by analogy with banda (band, a group of yarns that forms a flexible tape), the concept of bando (band of people) is created, as well as that of a musical band, and their bandera (flag) is the cloth that represents them, while a set of assembled planks on which (unlike a chair) several people can sit, is a banco (bench). Let us return now to the word abandonar and address its original meaning: to leave out of a group or ‘band’. To understand this we do not need to know French, Arabic or Gothic. Just a little common sense...

As if there was a metalanguage, we find a hidden meaning within the formal meaning, like a sublanguage within the language, which would provide us with new information (at a second level), and which our subconscious recognizes and knows how to interpret. We are talking about a symbolic encrypted language that refers us directly to the idea, the concept, and uses a code we have forgotten at a conscious level. Everything seems to indicate that this meaning has been universal.

For many years I have wondered how this metalanguage works. The answer goes in the following direction: the brain makes no distinction between what it sees and what it imagines. The earliest words (lexemes) tended to describe what was seen. A word was equal to an idea; consider some of the first referents, e.g. body parts. In Catalan, the word costa (coast) has the same beginning as the word cos (body); costella (rib) and costat (side) are parts of this cos. Joining two pieces or bodies of something is cosir (to sew). To bring something towards us is acostar (to bring closer). In Spanish, brazos (arms) are used to abrazar (to embrace). Manos (hands) are used to amasar (to knead). Pies (feet) are used to pedalear (to pedal). Falling on one’s rodillas (knees) is arrodillarse (to kneel). A dedal (thimble) is worn on the dedo (finger). And the collar (necklace), on the cuello (neck). A large bota (wineskin) is called barril (barrel) because it is like a large barriga (belly). We use our cabeza (head) for a cabezazo (header; masculine noun, voluntary movement) or for a cabezada (nap; feminine noun, involuntary movement), and someone stubborn is called cabezón (headstrong).

Who created words? Did they really arise by chance? And were they assigned indiscriminately, based on conventions? How are we supposed to have moved from the onomatopoeic grunt to the metaphor? And more importantly: is this linguistic capacity being used properly, or is it being intentionally manipulated?

 ROMANCE DID NOT BEGIN IN ROME
A critique of the Latin origin of Romance languages
Fragment from CHAPTER 5, 5.1 Lexicology 5.2 Etymology 5.3 Toponymy

Breve réplica al escrito Las lenguas románicas no vienen del latín y la luz del día no viene del sol, de Ander Ros Cubas, filólogo librepensador

Breve réplica al escrito Las lenguas románicas no vienen del latín y la luz del día no viene del sol, de Ander Ros Cubas, filólogo librepensador. Es imprescindible para hacer una crítica de rigor de una obra, haberla leído. Dado que Ander Ros Cubas reconoce no haber leído el libro No venimos del latín, no procedería ni réplica. Sin embargo, como muestra de respeto hacia los posibles lectores de su rimbombante escrito, deseo hacer algunas aclaraciones.




Existe una nueva edición, revisada y ampliada. 

Edición en castellanoSegunda edición, revisada y ampliada  

No venimos del latín. Los romances derivan de una lengua madre de carácter aglutinante

II Jornadas Lengua ibérica  

Zaragoza 26-27-28 agosto 2017



No venimos del latín. Los romances derivan de una
lengua madre de carácter aglutinante

Presentación de una nueva hipótesis de investigación que defiende que las lenguas romances comparten una tipología lingüística que nos remite a una lengua madre común de carácter aglutinante mucho más antigua que el latín. Recientes investigaciones demuestran que el cambio lingüístico a nivel de estructuras morfosintácticas es un proceso muy lento.

La lingüística cognitiva supone una base simbólica a los formantes composicionales que podemos reconstruir a partir de la toponimia y que han sobrevivido en el léxico de los romances actuales. Las pruebas son cada vez más concluyentes: este proceso no pasa por el latín.

La voz ibérica BALE


Comentario filológico del artículo de Georgeos Díaz-Montexano ¿Usaban ya los íberos la voz BALE (vale) como un término especializado del léxico comercial?

En el artículo referenciado, Georgeos Díaz-Montexano plantea la hipótesis de si la voz ibérica bale, que aparece un total de seis veces en cuatro plomos de carácter comercial, podría tratarse del término latino VALE adoptado por los iberos o bien si podría ser un término usado desde el tiempo de los iberos y del cual dimanaría la palabra romance actual vale.
Aportamos en el presente trabajo elementos de análisis filológico a nivel grafemático, fonológico, morfosintáctico, léxico-semántico y arqueológico que nos ayudan a acercarnos al uso y posible significado del término ibérico bale: todo parece indicar que existe una continuidad entre el ibérico y el romance.
En los plomos comerciales se anotaban los compradores o los proveedores de los materiales y las cantidades. Estas transacciones son pre-monetarias, es decir, no se pagaban en dinero sino que los acuerdos, las adquisiciones y las entregas de mercancías se efectuaban por adelantado, anotando su valor en base a un patrón que había de compensarse a su debido momento.
Se trata por lo tanto de un contexto de intercambio, en el cual los plomos comerciales comportaban la sustitución del dinero. Su finalidad era, precisamente, la de dejar constancia de la transacción, como vale a cuenta de algo.