No venimos del latín. Los romances derivan de una lengua madre de carácter aglutinante

II Jornadas Lengua ibérica  

Zaragoza 26-27-28 agosto 2017



No venimos del latín. Los romances derivan de una
lengua madre de carácter aglutinante

Presentación de una nueva hipótesis de investigación que defiende que las lenguas romances comparten una tipología lingüística que nos remite a una lengua madre común de carácter aglutinante mucho más antigua que el latín. Recientes investigaciones demuestran que el cambio lingüístico a nivel de estructuras morfosintácticas es un proceso muy lento.

La lingüística cognitiva supone una base simbólica a los formantes composicionales que podemos reconstruir a partir de la toponimia y que han sobrevivido en el léxico de los romances actuales. Las pruebas son cada vez más concluyentes: este proceso no pasa por el latín.

2 comentaris:

  1. Acabo de comprar el e-libro. No puedo parar. Y como dice Cristina en el prólogo, me siento como un chico que se entera que es hijo adoptivo.

    ResponElimina
  2. Anònim09:47

    No entiendo como no intentan comprender el íbero a través de las runas vikingas.
    Las coincidencias entre signario íbero y runas vikingas son asombrosas, más aún hablando de hace 3000 años.
    Toda Europa era el mismo pueblo. Aquí perdimos el significado ideológico de cada símbolo. Pero los vikingos lo mantuvieron durante mucho más tiempo.
    se empeñas en entender el lenguaje ´bero como silábico, cuando es un lenguaje rúnico.
    Pasan textos íberos a una trasliteración silábica y obtienen un montón de palabras que nadie entiende, así nadie puede llevar la contraria.
    Dice usted la runa R describe movimiento, bueno porque no mira lo que significa la runa vikinga R???

    ResponElimina